ANA BARRIO

LA BURBUJA MATERNAL

El cáncer hizo madurar a Ana de golpe. Con 12 años le diagnosticaron un sarcoma de Ewing que le hizo estar un año entero en tratamiento, un tiempo muy duro tanto para ella como toda su familia. Sin embargo, fue tan intensa la experiencia que vivió, que tras la remisión, no dudó en hacerse voluntaria de ASION, la asociación de padres de niños con cáncer y miembro de GEPAC, para ayudar a las familias afectadas. Ha dedicado su vida laboral a la enfermería oncológica y sobre todo, ha disfrutado mucho de la vida “exprimiendo cada minuto y valorando las pequeñas cosas”.

A pesar de las secuelas físicas que la enfermedad le ha dejado, valora su experiencia como algo positivo y ahora, con su hijo de 3 años y con el que está por venir, sólo espera continuar jugando. La burbuja donde se hayan la protege a ella y a su hijo de sus miedos y sufrimientos. Dentro de la burbuja ríen y juegan felices sin temor a nada.

Con mi experiencia quiero ayudar a los demás