CÁNCER DE PULMÓN

CARMEN MONTERO

Afortunadamente pruebas rutinarias detectaron el cáncer de pulmón de Carmen en un estadio inicial, aunque ha tenido que pasar por tratamientos agresivos y diversas cirugías. “La quimioterapia ha sido la peor parte de la enfermedad”.

Todo estos meses le recordaron los que pasó su madre antes de fallecer por el mismo cáncer que a ella le acababan de diagnosticar. “Ni ella ni yo habíamos fumado nunca y a las dos nos tocó”. Más motivos para que Carmen no entendiese nada de lo que le estaba pasando, a lo que además se le unió también la muerte de su padre.

El trabajo sin embargo no le está siendo nada fácil encontrarlo. “Me siento preparada para poder trabajar aunque tengo dolores y me cuesta respirar”.

El apoyo familiar lo ha encontrado en sus hermanos y su marido.Toda esta experiencia le ha enseñado a valorar mucho más a su familia, que “ha sufrido mucho tanto con mi madre como conmigo”. También soy muy consciente de que, a pesar del miedo que puedan generar, “hay que hacerse pruebas diagnosticas sobre todo cuando se tienen antecedentes familiares. A mi las revisiones me han salvado la vida”.

El cáncer ha marcado de por vida a mi familia. Mi madre falleció hace dos años y ahora la enfermedad me ha tocado a mí