CÁNCER DE LARINGE

PEDRO ROJO

Tras dos operaciones y diagnosticado el cáncer de laringe, Pedro sólo ha pensado en recuperarse. En eso ha centrado todas sus energías, intentando sobre todo quitarle el mayor dramatismo posible. La reincorporación a la vida normal es lenta. Para Pedro “lo que hay que hacer es retrasar los planes que tienes, intentar recuperarte e introducir factores de vida normales poco a poco”.

La falta de información y orientación específica sobre los diferentes aspectos que engloba esta enfermedad ha sido lo que más ha retrasado su recuperación. “He echado en falta a alguien que me dijera lo que tenía que hacer una vez que salí del hospital”. “Ahora estoy todo el día ocupado con revisiones, con el logopeda, la gimnasia… Hasta tengo que decirle a mis amigos que no me llamen, que no tengo tiempo”.

Lo principal es la recuperación física y mi tiempo ahora se centra en eso