LA CAMPAÑA


Actualmente existen en España alrededor de un millón y medio de supervivientes de cáncer, personas que necesitan reincorporarse a su vida cotidiana tras los tratamientos y que ven como la vuelta a la rutina está repleta de obstáculos.

El diagnóstico de un cáncer es un antes y un después en nuestra vida ya que ésta cambia radicalmente. La enfermedad nos deja secuelas físicas, psicológicas, emocionales, sociales, laborales, necesidades difíciles de abordar y que en muchas ocasiones no están cubiertas. Por eso decimos que “el cáncer nos marca de por vida”. A los pacientes y a nuestros familiares, a nuestros amigos, todos los seres queridos que han convivido con el cáncer compartiendo cada etapa con nosotros.

El cáncer marca nuestra salud, sujeta desde entonces a constantes revisiones, marca nuestras emociones, generándonos sentimientos contradictorios, muy intensos, sintiendo el miedo a la recaída e incluso soledad e incomprensión. Marca nuestra manera de ver las cosas y a las personas que nos rodean, cómo nos relacionamos y como aprovechamos cada momento. Marca nuestras capacidades para volver a trabajar y por tanto, nuestra economía. Marca nuestro físico, con cicatrices que nos recuerdan todo lo vivido.

Sí, el cáncer es una enfermedad que viene y no se va, porque siempre nos recuerda que está o ha estado ahí. De ahí que en esta campaña se haga un símil entre el cáncer y un tatuaje. Ambos son para toda la vida y aunque los intentes borrar, dejan huella.

Esta campaña se ha realizado gracias a la colaboración de 18 pacientes de diferentes patologías, que han querido enseñar su cuerpo “tatuado” con el cáncer que les ha tocado afrontar. EL trabajo fotográfico ha sido realizado por Carlos y Luis del estudio fotográfico “Del Rey Carlos & Luis y Gil fotógrafos” y la realización de los tatuajes ha estado al cargo de los bodypainters Fernando y Alba de “Artmakerstudio” que permanecerá expuesto en el espacio “Utopic_US” desde el día 7 de junio de 2015.


Patrocinan

Colaboran